En cualquier tipo de diseño, como en el caso de las tarjetas de visita de PVC, el color cobra un papel fundamental para todos los elementos. Estos componentes son los encargados de transmitir emociones e influir al resto de usuarios.

La correcta utilización de los colores primarios, secundarios y todas sus combinaciones, acompañados de un tipo de letra coherente, hacen capaz que podamos resaltar emociones y definir la personalidad de tu marca.

Por estos motivos, es importante que tengamos siempre en cuenta la decisión de los diseñadores, saben qué combinación es la más adecuada y pueden ayudarnos a crear la imagen corporativa que siempre hemos estado buscando.

Psicología del color y su simbolismo

La psicología del color en el diseño indica que este elemento tiene un impacto en nuestra forma de percibirlo, donde influyen factores físicos, psicológicos y fisiológicos. Para los diseñadores, dominar estos aspectos es imprescindible, no solo por poder cambiar las sensaciones en uno mismo, sino controlar qué piensan los demás.

Cada color tiene un significado y merece la pena que lo conozcamos para que las combinaciones sean lo más adaptadas posibles a lo que nuestra compañía espera, permitiéndonos crear una imagen completa para todos los usuarios que se fijan en nosotros.

El simbolismo de los colores nos indica que cada uno de ellos está asociado a un estado de ánimo. Un ejemplo son los colores cálidos (amarillo, rojo…), encargados de transmitir energía, confianza, valor y lealtad, mientras que los fríos (verde, azul…) transmiten estabilidad, eternidad, inteligencia o armonía con la naturaleza.

El color en el diseño también tiene un aspecto simbólico. Dependiendo de lo que queramos transmitir, nos podemos encontrar con el blanco (pureza), rojo (sangre y amor) o el púrpura (utilizado en la parte jerárquica más alta de la iglesia).

Elección de colores a la hora de diseñar una tarjeta de visita PVC y las emociones que transmite

El diseño de tarjetas de visita no es algo que podamos tomarnos a la ligera. No solo debemos contar con un buen fabricante de tarjetas PVC, sino que tenemos que realizar un estudio para saber qué tipo de público es el que tenemos en nuestra compañía.

Una vez hayamos conocido eso, debemos empezar a trabajar la imagen de empresa que queremos transmitir al exterior, para ello, es necesaria una correcta utilización de colores.

  • Azul: este color tiene la capacidad de tranquilizar. Está asociado a la salud, al mar y al cielo. Genera seriedad.
  • Rojo: atrae la atención de los usuarios haciendo que se destaquen distintos elementos. Perfecto para compañías de vehículos o deportes de riesgo.
  • Amarillo: simboliza felicidad, energía y actividad. El problema de este color es que si se utiliza un tono muy claro puede llegar a agobiar.
  • Verde: transmite seguridad y confianza, aunque de manera informal. Si vendes productos naturales, esta es tu elección.
  • Naranja: un color que estimula la creatividad y proporciona sensación de calor.
  • Blanco: espiritualidad, limpieza y salud. Es muy utilizado en el sector médico.
  • Negro: misticismo, magia y poder. Recomendado para compañías de fotografías, arquitectura o diseño.

Como puedes ver, la utilización de colores es necesaria para crear una buena imagen de nuestra compañía.

Los diseñadores de tarjetas pueden ayudarte a conseguirlo gracias a su amplia experiencia en el sector.